Skip to content
10célula

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

Entre los 4 tejidos básicos, se encuentra el tejido conectivo. También conocido como tejido conjuntivo. Este tejido se identifica por la gran variedad de matrices extracelulares, que consisten en una sustancia básica y fibras.

El tejido conectivo cumple la gran función de nutrir y unir a los demás tejidos del cuerpo. Pero ¿Cuáles son sus características? ¿Cuantos tipos de tejidos conectivos existen? Continúa leyendo este post, y aprende más sobre la composición del cuerpo humano.

¿Qué es el tejido conectivo?

El tejido conectivo o conjuntivo, es aquel que forma una continuidad hacia el tejido muscular, el tejido nervioso y el tejido epitelial. También, se une con otros componentes de este tejido para mantener el organismo en un estado íntegro y funcional.

Este tejido es compuesto por una gran variedad de células y matriz extracelular, que son los componentes más importantes del tejido conectivo. En contraste, las fibras que componen el tejido conectivo, también son muy importantes para los tendones y ligamentos.

Además, el tejido conectivo constituye el estroma, debido a que forma las trabéculas y tabiques en el interior de los órganos. Incluso, este tejido sirve como almacenador de reserva nutritiva, gracias a que es rico en mucopolisacáridos, los cuales almacenan agua y electrolitos.

Origen del tejido conectivo

La mayor parte del tejido conectivo, tiene origen en el mesodermo. El cual, es la capa germinal media del tejido embrionario. A partir de esta capa, deriva lo que se conoce como la mesénquima, que está compuesta por las células multipotenciales del embrión.

De hecho, las células mesenquimatosas son las que se dispersan por todo el organismo y crean el tejido conectivo.

Tipos de tejido conectivo

Sin duda, el tejido conectivo representa a un gran grupo de tejidos heterogéneos difíciles de clasificar. Por lo cual, la forma más adecuada de catalogarlos, es a través de diversos criterios que se deben tomar en cuenta. Tales como la naturaleza, las proporciones relativas, su disposición celular, la sustancia intercelular, su fibra y la función que realiza el tejido.

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

El tejido conectivo o conjuntivo, se puede clasificar primeramente en 2 grandes grupos que se van desglosando. Estos grupos son:

  • Los tejidos conectivos no especializados.
  • Los tejidos conectivos especializados.

Tejidos conectivos no especializados

Entre los tejidos conjuntivos no especializados, se encuentran los siguientes:

Tejido conectivo laxo

Se encuentra por debajo de los epitelios que recubren las cavidades internas. Relacionándose con los epitelios de las glándulas y los vasos sanguíneos. Este tejido laxo, está distribuido ampliamente por todo el organismo del cuerpo humano. Las zonas principales, en donde se consigue, son en el tejido subcutáneo y en el mesenterio.

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

Características del tejido conectivo laxo

Entre las características más resaltante de este tejido están:

  • Los tipos de células más halladas en el tejido conectivo areolar laxo, son los macrófagos y los fibroblastos. Además, también se consiguen bastantes fibras elásticas y colágenas (donde las colágenas son las que predominan).
  • El tejido conectivo laxo permite el tránsito y migración de células.
  • Las fibras son delgadas, con muy poco orden y con sustancia fundamental abundante.
  • Cuando accede algún patógeno al organismo, el tejido conectivo laxo se inflama como respuesta de protección e inmunidad.
  • El tejido conjuntivo laxo, permite la difusión de oxígeno y nutrientes a otros tejidos.
  • Su aspecto puede ser diferente dependiendo de la zona en donde esté ubicado el tejido, y la función que desempeñe.
  • Se interrelaciona con los demás tejidos, estructuras y órganos.
  • Proporciona sostén, relleno y fijación al organismo.

Tejidos conectivos densos

En contraste con otros tejidos conectivos, este tejido es escaso de células y de sustancia intercelular amorfa. Sin embargo, se caracteriza por ser abundante en el elemento estructural fibroso.

En este tejido se distinguen 2 tipos, el tejido conectivo denso irregular, donde las fibras son direccionadas en diferentes trayectorias. El otro, es el tejido conectivo denso regular, donde todas las fibras están ordenadas de forma paralela.

Tejido conectivo denso irregular

Se localiza en la dermis (la capa inferior de la piel). Este tipo de tejido conectivo, contiene en gran manera los mismos componentes que el tejido conectivo laxo. La diferencia, es que las fibras colágenas son más gruesas, son entretejidas y están dispuestas de forma irregular. Las fibras colágenas están relacionadas con redes de fibras elásticas.

Este tipo de tejido se consigue en zonas como la dermis, las vainas de los tendones, en los nervios y en las capsulas de los órganos.

Características:

  • Las fibras colágenas carecen de orientación definida y su proporción es elevada.
  • Poca sustancia fundamental y fibroblastos.
  • Tiene una alta resistencia de desgarros.
Tejido conectivo denso regular

Este tipo de tejido se encuentra en zonas como los ligamentos, aponeurosis y tendones. De forma macroscópica el tejido se ve con una estructura perceptiblemente fibrosa. Y con un aspecto que lo caracteriza, el cual es su color blanco brillante. Solo tiene un tipo de elemento celular en su composición (los fibroblastos). Los cuales, se ubican entre los paralelos de las fibras colágenas.

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

Características:

  • Las fibras de colágeno poseen un patrón definido.
  • Se distingue porque las bandas de colágeno están dispuestas de forma regular y en una misma dirección, por los requerimientos mecánicos del tejido en particular.
  • Los haces colágenos son gruesos, paralelos y muy estrechos entre ellos.

Tejidos conectivos especializados

En los tejidos conectivos especializados hay una gran variedad. Y son los siguientes:

Tejido adiposo

Los adipocitos son la célula que constituye este tejido. Estas células, derivan de las células mesenquimatosas indiferenciadas. Este tejido se caracteriza porque no es inerte, más bien, tiene una participación continua en la síntesis de las grasas de los hidratos de carbono. De esta manera, garantiza el almacenamiento de reservas de energía para el organismo.

A pesar de todo, el tejido adiposo es sensible a los estímulos hormonales y nerviosos. Este tejido se puede acumular en el cuerpo. Su acumulación depende de factores como el sexo, la dieta y la actividad física desarrollada diariamente. Hay 2 tipos de tejido adiposo, el blanco (unilocular) y el pardo (multilocular).

Adiposo blanco o unilocular

Este tejido se halla por debajo de la piel (en la hipodermis) la cual forma una capa aislante. El color de la grasa, puede llegar a variar desde blanco hasta un color amarillo oscuro. Este depende fundamentalmente de la dieta alimenticia del individuo y de los lípidos almacenados.

Los adipocitos son grandes, de tal manera, que pueden llegar a medir hasta 120 μm de diámetro. La forma más frecuente es la esférica, y rara veces poliédrica, por la deformación producida del contacto entre ellas.

Características:

  • Contiene almacenadores de lípidos (adipocitos) relacionados con un abundante lecho vascular.
  • Se encarga de almacenar energía, de la aislación y de la protección de los órganos vitales.
Adiposo pardo o multilocular

En esta variedad de tejido adiposo, el color puede llegar a variar hasta un pardo rojizo. Las células de este tejido son más pequeñas que en el blanco. Además, poseen forma poligonal al corte transversal. Este tejido tiene una mayor cantidad de citoplasma, y contiene múltiples gotitas de lípidos de tamaño variable. Esta disposición de lípidos, lo convierte en multilocular.

Característica:

  • Este tipo de tejido generalmente se localiza en el mediastino, a la largo de la aorta.

Tejido óseo

Como su nombre lo indica, este viene siendo el tejido que se localiza en los huesos resistentes y muy livianos. El tejido óseo es el encargado de regular la homeóstasis de los niveles de calcio. Esto lo hace a través del almacenamiento de calcio y fosfato. Los cuales, pueden movilizarse desde la matriz ósea, hasta la sangre cuando sea necesario.

Características

  • Este tejido posee una matriz extracelular mineralizada, ósea fosfato de calcio con formas de cristales de hidroxiapatita.
  • Tiene sustancia fundamental con proteínas y proteoglicanos.
  • Tanto el colágeno como otros componentes de la sustancia fundamental están mineralizados.

Tejido cartilaginoso

Este tipo de tejido se encuentra exclusivamente en las articulaciones, anillos traqueales, en la estructura del oído externo y la punta de la nariz (exceptuando ciertos animales, que poseen todo un esqueleto cartilaginoso).

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

También se consigue este tejido, en los discos que hacen el papel de amortiguadores entre las vértebras. La primera aparición de este tejido, es en el feto, durante la formación de los huesos.

Características:

  • Los condrocitos, son las células que hacen una matriz extracelular especializada. Entre sus características, es sólida y firme, pero conserva elasticidad gracias a las fibras de colágeno que la refuerzan.
  • Los condrocitos se ubican en pequeñas cavidades de la matriz.
  • Usualmente es avascular (sin vasos sanguíneos) e inervado.
  • Sirve como soporte para el peso ejercido en las articulaciones.
  • Es la principal clave para un buen crecimiento de los huesos.
  • Buena parte de los cartílagos tienen la característica de ser elásticos.

Tejido hemopoyético

Este tipo de tejido se puede localizar en zonas como la medula ósea roja. También, se halla en los espacios de huesos largos, en la cavidad medular, en los huesos jóvenes y en los espacios del hueso esponjoso. Aquí se producen las células sanguíneas.

Característica:

  • Se aprecia la formación de glóbulos rojos, granulocitos, plaquetas y monolitos.

Tejido linfoide

Es un tejido conectivo que se constituye por diferentes tipos de células, que están suspendidas en una matriz extracelular. Esta matriz, es transparente y muy similar al plasma de la sangre, pero con menos proteínas. Se encuentra en lugares como los ganglios linfáticos, la medula ósea, las amígdalas, el timo y el bazo.

Características:

  • Se aprecia la formación de las células que sirven como sostén de los órganos linfoides que constituyen las redes laxas y los linfocitos.
  • En este tejido, los linfocitos (que son un tipo de glóbulo blanco) reaccionan ante la presencia de sustancias antigénicas.

Tejido sanguíneo

Este es un tejido que se encuentra en estado líquido, a excepción de cuando coagula. Su principal componente es el agua, siendo así uno de los tejidos más importantes del cuerpo. Este tejido se encuentra en la parte interior del corazón, como también de los vasos sanguíneos del sistema circulatorio.

Características:

  • Posee una matriz extracelular líquida, donde se aprecia la presencia de glóbulos rojos, blancos y de plaquetas.
  • Cumple la función de transporte de nutrientes, oxigeno, desechos, entre otras sustancias.

Características generales del tejido conectivo

Al igual que los otros 3 tejidos básicos del cuerpo, el tejido conectivo tiene características qué lo definen de forma clara. Entre ellas están:

  • El tejido conectivo, es aquel con forma continuidad con el tejido epitelial, el tejido nervioso y el tejido muscular.
  • Contiene una gran variedad de células.
  • Su tejido es vascularizado (contiene vasos de sangre).
  • Posee una desarrollada capacidad de regeneración.
  • Tiene mucho material intercelular.
  • Está compuesto por 3 elementos básicos las células, sustancia fundamental y fibras.
  • Es inervado, así que, tiene terminaciones nerviosas.
  • Su matriz puede ser líquida, semilíquida, gelatinosa, fibrosa o calcificada.

Estas con las características más resaltantes del tejido conectivo.

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo

Funciones del tejido conectivo

El tejido conectivo cumple 4 funciones generales, las cuales son:

Soporte

Es el encargado de soportar y dar sostén a los órganos. Esto se debe, a que este tejido compone al tejido óseo y el tejido cartilaginoso. Los cuales son los principales responsables del sostenimiento del cuerpo humano.

Nutrir

Los demás tejidos del cuerpo humano necesitan del tejido conectivo para ser nutridos. Principalmente el tejido epitelial, ya que no posee vasos sanguíneos.

Proteger

Este tejido protege y defiende al organismo a través de las células plasmáticas y macrófagas. Estas células son las que integran el sistema inmunitario de defensa contra bacterias, virus, infecciones, células tumorales, entre muchos otros agentes patógenos.

Rellenar

Debido a su gran esparcimiento a través de todo el cuerpo, este tejido es el que une entre sí, las diferentes estructuras o tejidos del organismo.

Al aprender sobre las partes del cuerpo, se puede apreciar más la forma en que está hecho el ser humano. Entre esa composición, el tejido conectivo, es aquel que se encarga de conectar los diferentes tejidos del organismo. De esta manera permite un funcionamiento adecuado del organismo. También, es el encargado de la nutrición y sostén del cuerpo, debido a los subtejidos que compone.

Cumple múltiples funciones, entre ellas, nutrir, proteger, rellenar, soportar, regenerar y almacenar energía. Además, dependiendo del lugar ubicado y de la composición del tejido, la función cambia.

Tejido conectivo: El encargado de unir los diversos tejidos del cuerpo
4.4 (88%) 5 vote[s]