Skip to content
10célula

Los organismos autótrofos: Primer eslabón de la cadena alimenticia

Organismos Autótrofos

Todo ser vivo necesita de alimento, por lo tanto, el saber cómo se nutren los diferentes organismos es muy importante. Uno de los procedimientos principales en la adquisición de nutrientes es el de los organismos autótrofos. Tal como su nombre lo indica, auto representa por si solos, y la palabra trofos significa alimento. Lo explica claramente que son seres vivos que producen su propio alimento. Conoce como estos interesantes organismos llevan a cabo este procedimiento y todo lo que implica.

¿Qué son los organismos autótrofos?

Son organismos que se nutren de materia inorgánica tomada directamente de sus propios cuerpos y que es trasformada en alimento orgánico. Este proceso se le conoce como nutrición autótrofa. Debido a que, tienen capacidad de simplificar nutrientes para su metabolismo de sustancias inorgánica.

Estos organismos son considerados como productores primarios en la cadena alimenticia, por obtener la energía y nutrientes a través de la luz solar. Proceso que logran a través de la fotosíntesis, así que, también se les conoce como fotoautótrofos. En muy pocas ocasiones consiguen energía química a través de la oxidación.

Estos organismos tienen la particularidad de no necesitar de otro ser vivo para alimentarse, aunque si son consumidos por los heterótrofos. Estos organismos son los vegetales, algunas bacterias y las plantas.

Características de los organismos autótrofos

Se puede identificar a los organismos autótrofos por los siguientes rasgos:

  • Son seres que tienen reacciones anabólicas.
  • En su composición química tienen carbono que es necesario para sus funciones.
  • Se les conoce como organismos productores.
  • Se les identifica por que la gran mayoría es de color verde y solo pocas especies de color rojo.
  • La subsistencia de estos organismos es autótrofa, ya que la producen por sí mismos.
  • Solo requieren de bióxido de carbono, sales inorgánicas y agua para vivir.
  • Convierten la energía física y química en carbohidratos.
  • En la cadena alimenticia son necesarios para alimentación de los heterótrofos.
  • Dada su composición pueden desarrollarse tanto en un ambiente terrestre como acuático.
  • Su existencia le aporta oxígeno al medio ambiente.
  • Su proceso implica tomar energía del exterior a través de la energía geotérmica y solar.
  • Tienen la capacidad de convertir el dióxido de carbono en agregados orgánicos simplificados.

Origen de los organismos autótrofos

Los organismos autótrofos tienen su origen después de la formación de seres muy parecidos a los unicelulares como las bacterias y algas. Las cuales tenían la capacidad de fermentar muchos tipos de carbohidratos. Tras una evolución biológica algunas células incorporaron el dióxido de carbono de la atmosfera a algunos compuestos metabólicos. A través de un proceso un tanto primitivo fotosintético, utilizando el ácido sulfhídrico atmosférico.

Todo esto dio origen a un tipo de bacteria o un organismo básico que se aprovechaba de las moléculas de sulfatos. Por su característica energética expedían ácido sulfhídrico, siendo estos los primeros seres autótrofos. Partiendo de que todo ser vivo requiere de energía o materia para sobrevivir, y que se logra obtener a través de la nutrición. Lo que facilita realizar las tres funciones básicas como lo son relacionarse, comer y reproducirse.

La creación de los organismos autótrofos hizo posible la vida animal, ya que son esenciales por ser productores primarios. Estos seres vivos tienen la capacidad de transformar compuestos inorgánicos como H2O, sales minerales y CO2. En compuestos orgánicos como el almidón, glucosa, oxigeno, fructosa, con sólo utilizar la luz solar absorbida por la clorofila. Esta se encuentra en los cloroplastos lo que hace posible producir masa celular.

Tipos de organismos autótrofos

Estos seres vivos tienen la capacidad de usar sus propias sustancias inorgánicas y transformarlas en alimento. Considerando que son un grupo de plantas, vegetales y sólo un grupo seleccionado de bacterias que se encuentran en ambientes fóticos. Su clasificación parte de la forma en como trasforman estas sustancias inorgánicas en su alimento.

Los dos tipos que existen se identifican cada uno de ellos por la energía que ejerce para sintetizar los alimentos.

  1. Fotoautótrofos: Son aquellos organismos que requieren la energía solar para realizar el proceso de la fotosíntesis.
  2. Quimioautótrofos: Estos organismos se valen de aumentar sus reacciones químicas o de oxidación para encontrar energía. Por lo que pueden desarrollarse sin problema en ambientes minerales donde no llega la luz.

Fotoautótrofos

A estos organismos autótrofos se les llama fotoautótrofos ya que se nutren de luz. Esta les proporciona la energía necesaria para fabricar su alimento, a través de la radiación solar. Entre ellos se puede encontrar las algas marinas, las plantas y sólo las bacterias cionabacterias. En el proceso de la fotosíntesis la energía del solar es utilizada para convertir el agua y el dióxido de carbono del aire en el nutriente llamado glucosa.

Por su parte esta glucosa que es un tipo de azúcar, le suministra energía a los vegetales y plantas. Que a su vez estas plantas la utilizan para producir celulosa, que es una sustancia necesaria para construir paredes celulares y poder crecer. El proceso de nutrición de los seres fotoautótrofos tiene cierto grado de complicación por el medio donde se desarrollan. Ya que, en el suelo se encuentran microorganismos, agua, aire y materia orgánica.

Proceso de la nutrición autótrofa en las plantas

En los organismos fotosintéticos como son las plantas, las fases que intervienen son muy variadas:

  1. El proceso de absorción de nutrientes inorgánicos como las sales minerales y transporte de agua que va desde la raíz hasta el xilema.
  2. La transportación de sales minerales y agua a través del xilema. Conducto de nutrientes inorgánicos a las partes verdes de la planta.
  3. Se lleva a cabo el intercambio de gases en las hojas, en donde las plantas intercambian con la atmosfera el oxígeno y dióxido de carbono. Aunque las plantas no cuentan con un aparato respiratorio, tienen una estructura especial para hacer posible este intercambio gaseoso.
  4. El proceso anabólico fotosíntesis, en donde se convierte la energía solar en energía química. Logrando sintetizar las moléculas orgánicas, a través de los compuestos inorgánicos. Donde gracias a este proceso también se obtiene el oxígeno.
  5. El traslado de la materia orgánica por el floema son los productos que se han sintetizado en las hojas durante el proceso de la fotosíntesis. A los que se le denomina savia elaborada, que es el resultado de la unión de azúcares, aminoácidos, agua y sales. Que son transportados y repartidos por todo el vegetal.
  6. La respiración celular son el conjunto de reacciones de carácter bioquímico, en donde algunos compuestos orgánicos son diluidos completamente. Por el proceso de oxidación que proporciona energía para las células.
  7. Los desechos del proceso metabólico o la excreción se tratan de la eliminación de sustancias inservible para el organismo vegetal.

Quimioautótrofos

Son los organismos autótrofos que desarrollan las reacciones químicas, es decir, la oxidación para adquirir energía. Producen su alimento con algunas moléculas inorgánicas reducidas, aquellas que no tienen carbono. Aunque, si cuentan con un porcentaje de energía que hace posible que fabriquen su alimento.

Estos organismos que se nutren a través de la quimiosíntesis se caracterizan por desarrollarse en ambientes extremos. Debido a que, allí es donde se encuentran los químicos tóxicos que son necesarios para realizar el proceso de oxidación. En algunos volcanes activos viven algunas bacterias ya que en los volcanes se oxida el azufre, necesario para su propio alimento.

Las bacterias quimioautótrofos se pueden clasificar de acuerdo al sustrato que lo moldean y la forma en que sintetizan. Se pueden encontrar 3 subgrupos:

  1. Bacterias nitrificantes: Son las bacterias que su fuente de energía son los compuestos reducidos de nitrógeno inorgánico.
  2. De azufre: La fuente de energía de este grupo está empleado en el sulfuro de hidrógeno, parte de sus óxidos parcialmente reducido y el azufre elemental.
  3. Bacterias del hierro: Todas aquellas bacterias que oxidan manganeso reducido y por ende, hierro.

Las bacterias que se forman en las cuencas oceánicas, específicamente en los respiraderos hidrotermales, donde igualmente se produce alimento, por el proceso de quimiosíntesis. Los respiraderos hidrotérmicos son una grieta estrecha que se encuentra en el fondo del mar. En donde el agua salada del mar se filtra a través de esta grieta, hasta la roca caliente, parcialmente derretida. El agua hirviendo circula de nuevo hacia el océano, llevando minerales de la roca caliente, que contienen sulfuro e hidrogeno, utilizado por las bacterias en la quimiosintesis.

Proceso de nutrición de los seres vivos

La nutrición en los organismos autótrofos depende de ellos mismos, valiéndose sólo de la luz solar. Al transformar materias primas como el agua de su entorno y el dióxido de carbono en alimento. Es el método de nutrición utilizado por las plantas verdes, las algas verdes azuladas, y algunas bacterias.

Estos organismos se caracterizan por contener un pigmento de color verde, conocido comúnmente como clorofila. Este es el responsable de captar la energía solar, para luego ser utilizada por las plantas al sintetizar los alimentos en forma de almidón. Gracias a la combinación de dióxido de carbono y agua.

Importancia de los organismos autótrofos

Los organismos autótrofos ocupan el primer lugar en la cadena alimenticia. De esta forma cumplen un papel importante en el desarrollo y estabilidad de la vida en el planeta. Sin dejar de mencionar que son los organismos más abundantes del hábitat, por tener la facilidad de reproducirse por sí mismos. Además, de la capacidad que tienen de trasformar sustancias inorgánicas en orgánicas lo que favorece el aporte de oxígeno a la atmósfera.

Estos organismos se encargaron de dar origen a bacterias, algas y plantas fotosintéticas que hoy en día podemos disfrutar en el medio ambiente. Al preservar el medio ambiente, lo que incluye mantener intactas las zonas verdes, se está asegurando la existencia de la tierra.

Un aumento significativo de los organismos autótrofos, es decir, plantas y vegetales representa un incremento en los animales que los consumen.  Su importancia es tan relevante que si estos disminuyen sea cantidad o variedad puede crear un caos en la subsistencia de los animales que componen la cadena alimenticia.

Ejemplos de organismos autótrofos

El ejemplo más representativo son las plantas verdes que se encuentran en los ecosistemas terrestres. En donde se encuentran una variedad importante, como geranio, los árboles, perejil, el césped, el laurel. Mientras que en los ecosistemas acuáticos abundan las algas, y el fitoplancton, que son diminutos organismos al igual que las bacterias.

Otros ejemplos son los siguientes:

Organismos Autótrofos

  • Cianobacterias: Son las algas de color verde azuladas, que al contener células procariotas están aptas para realizar la fotosíntesis.
  • Algas rojas: Son conocidas por contener clorofila, aunque su pigmentación las haga ver diferente a las demás. Por lo general se desarrollan enaguas muy recónditas.
  • Ochromonas: Se caracterizan por poseer una sola célula, como los es la Chrysophyta de color dorado, que tiene cloroplastos y flagelos que le ayudan a moverse con facilidad.
  • Petroselinum crispum: Forma parte de la familia apiaceae que es muy usada en cocina como condimento.
  • Quercuspetraea: Se desarrolla en los suelos secos y rocosos integra las familias fagáceas.
  • Asteraceae: Es una de las especies del reino vegetal más numerosa, ya que crece en zonas templadas. Es en sus hojas donde se produce el proceso fotosintético.
  • Zacategramíneas: Son muy comunes por tener la facilidad de reproducirse en climas templados, secos y húmedos.
  • Hydrangea: Se desarrollan en los suelos con gran concentración de acidez. Su forma es parecida al de una copa y sus hojas son muy cortas.
  • Laurus nobilis: Esta especie es muy propia de los suelos frescos de allí que tenga hojas azuladas y verdes de bordes ondulados.
  • Diatomea: Es un tipo de algas fotosintetizadoras que contiene una sola célula, se reproduce en hábitats acuáticos. Forma parte del grupo de los protistas, su organismo lo forma una pared celular que tiene sílice opalino.
  • Xanthophyceae: Este tipo de algas tiene una coloración entre verde y amarillo por la acción de los cloroplastos. Se encuentran tanto en hábitat acuático como terrestre.

Tanto la composición, como los procesos que utilizan los organismos autótrofos para su desarrollo, resultan muy interesante para su estudio. Dada la importancia que cumplen en la cadena alimenticia por ser organismos productores. Al ser responsables de la alimentación de los organismos heterótrofos.

Los organismos autótrofos: Primer eslabón de la cadena alimenticia
4.2 (84%) 5 vote[s]