Skip to content
10célula

Nutrición celular ¿Qué es y cómo afecta mi organismo?

nutrición celular

Todos desean estar sanos, podría decirse que es el objetivo principal de toda persona. Para lograrlo, es necesario mantenerse bien nutrido. Por lo general, cuando se habla de nutrición, se le relaciona con comer alimentos y evitar grasas para cuidar la circulación. También, dosificar el consumo de azucares o con la forma física.

Sin embargo, la nutrición va más allá. Y es que, hasta las células necesitan estar nutridas. A continuación, descubre todo lo relacionado con la nutrición celular.

¿Qué es la nutrición celular?

Al hablar de nutrición celular, se hace referencia una serie de procesos, en los cuales las células obtienen energía. A su vez, consiguen la materia para realizar diversas funciones vitales. De esa forma, las células crecen, se restauran y dividen. Para comprender mejor como trabajan, se debe conocer los tipos de organismos vivos.

Existen dos tipos de organismos, los autótrofos y los heterótrofos. Los primeros tienen la capacidad de producir si propio alimento. Por otro lado, los heterótrofos requieren la materia de otros seres vivos, solo así pueden sobrevivir. Debido a que no pueden sintetizar su propia materia para alimentarse.

Teniendo en cuenta estos factores, la nutrición celular consiste en la fabricación y sintonización de alimentos. Esto sucede, específicamente, con las células autótrofas.  Estas tienen la capacidad de fabricar, sintetizar y procesar alimentos con ciertos compuestos orgánicos.

¿De qué forma se produce la nutrición celular?

Luego de ingerir nutrientes se inicia un proceso complejo. Dentro del organismo generan energía, a su vez se van nutriendo las células. Sin embargo, esto no sería posible sin que se completen ciertas fases, las cuales son las siguientes:

Permeabilidad

Luego que diversos tipos de nutrientes se introducen en la célula, son ingeridos por ella, es decir empieza el proceso de permeabilidad. Durante este, las moléculas microscópicas van atravesando la membrana plasmática. Su objetivo es llegar hasta el citoplasma.

Endocitosis

Esta fase permite la ingesta de los nutrientes. Para darse este proceso, la célula los envuelve poco a poco. Luego, la membrana celular se abre, de tal forma, que aparece una boca. Esta a su vez va moviendo la partícula previamente formada, hasta que la termina de rodear para así ingerirla.

Cabe destacar, que existen dos tipos de endocitosis. El primero es la fagocitosis, en la cual las partículas son grandes y se encuentran envueltas en pseudópodos. Es decir, dos prolongaciones del citoplasma. De esta forma, se forma una bolsa o vacuola digestiva.

nutrición celular

El segundo tipo de endocitosis en la pinocitosis. Es un proceso parecido a la fagocitosis, pero se diferencian en que las partículas son más pequeñas. Estas permanecen disueltas en líquidos. Por ello, en estas circunstancias se forman vacuolas o bolsas pinocíticas.

Asimilación

En esta fase de la nutrición celular las moléculas se rompen en partículas mucho más pequeñas. Seguidamente, son transformadas en otras sustancias. Esto sucede cuando los lisosomas liberan enzimas, las cuales operan sobre los nutrientes y se convierten en moléculas aprovechables para adquirir energía.

Metabolismo

Podría decirse que es la más importante. Esta fase sucede en el citoplasma. En ella están involucradas diversas reacciones químicas, las cuales tienen como consecuencia la producción de energía.

Ya cumplido ese objetivo, la célula puede funcionar perfectamente, además de sintetizar sustancias orgánicas necesarias para el cuerpo. El metabolismo cuenta con dos procesos esenciales

  1. Catabolismo: Al ir acumulando materia orgánica, también se va incorporando oxígeno, estos elementos propician la producción de energía bioquímica. Sin embargo, en este proceso se genera compuestos dañados, tales como el dióxido de carbono, el cual la célula debe expulsar. Es importante resaltar, que este proceso también es conocido como respiración celular.
  2. Anabolismo: Se sintetizan grandes moléculas orgánicas con la energía establecida y sustancias orgánicas sencillas.

Función de la nutrición celular

El objetivo de esta nutrición es suministrar vitaminas, minerales y oligoelementos en proporción adecuada. De otra forma, el organismo no podría obtenerlas. Además, al aportar estos nutrientes, se cubren las necesidades de la persona, consiguiendo el equilibrio que garantiza una salud óptima.

La nutrición de las células con la cual obtienen su energía es vital para que puedan realizar sus funciones transcendentes. Pues las células son las que permiten que todo el cuerpo funcione bien. Por esta razón, cuando hay un desequilibrio de sustancias o inadecuado aporte de nutrientes la función celular se vuelve lenta. De hecho, la deficiencia de vitaminas y minerales afectan la forma en que la célula es capaz se soportar el exceso de toxinas.

Asimismo, sin la cantidad de magnesio requerido es imposible para la célula producir energía. La cual es necesaria para llevar a cabo funciones como la desintoxicación. Además, sin antioxidantes y vitaminas los radicales libres ejercerían todo su poder sobre la célula causando el mayor daño.

Cabe destacar, que sin una buena nutrición es fácil sufrir una enfermedad crónica. Sin embargo, estas afectan a cada individuo de diferentes maneras. Es decir, la misma dieta puede afectar a unos y a otros no.

¿Cómo contribuir a la nutrición celular?

Es necesario dejar de relacionar la nutrición con el aspecto físico. Puesto que, la salud de tus células depende de lo que ingieres mediante la dieta y la suplementación. Debes empezar a nutrirte por la salud de los órganos y tejidos.

Nutrición celular

Alimentar las células no solo se requiere que la dieta sea eficiente y que no le falte ningún nutriente. También, es necesario que no contenga sustancias en exceso que logren desequilibrar el comportamiento celular. Pues dañaría su capacidad de absorber y utilizar los nutrientes esenciales.

De ahí, que debes tener en cuenta la dieta ideal para el equilibrio de la célula:

  • Poco sodio, elimina los productos procesados y envasados y reduce los productos lácteos.
  • Erradica las toxinas, evita el tabaco, antibióticos y aditivos e incrementa el consumo de alimentos orgánicos antioxidantes.
  • Suficientes minerales, potasio, calcio, magnesio y equilibra los macrominerales y vitaminas. Aumenta la ingesta de verduras, frutos secos y legumbres.
  • Nada de azúcar, disminuye el consumo de carbohidratos refinados y evita los azucares simples.

Ahora que conoces qué es la nutrición celular y como te afecta, no pienses sólo en tu paladar. Por el contrario, suministra a tu organismo los nutrientes necesarios para estar sano.

Nutrición celular ¿Qué es y cómo afecta mi organismo?
4.2 (83.33%) 6 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *